En el siglo XX, las cadenas de supermercados de autoservicio brotaron en todos los Estados Unidos. Con la rápida industrialización del suministro de alimentos en los Estados Unidos, los productos elaborados en las fábricas a cientos de kilómetros de casa hicieron su aparición en los anaqueles de las tiendas. ¿En qué y en quién podía confiar el cliente kosher?

1935: Un químico de alimentos de Nueva York inicia la certificación kosher.

El Sr. Abraham Goldstein reconoció esta necesidad y fundó los Organized Kashrut Laboratories (Laboratorios OK). Con un estricto apego a la ley judía y una base sólida en la química de los alimentos, la certificación kosher del Sr. Goldstein introdujo un nuevo estándar de confianza entre los productores de alimentos y los consumidores.

1968: El Rabino Berel Levy recorre el camino kosher.

Durante las próximas tres décadas, la industria alimentaria se expandió en todas direcciones. Los aditivos, conservadores y saborizantes comenzaron a llegar desde el Lejano Oriente, Europa y el mundo entero. Los productos que se elaboraban cruzando la calle utilizaban ingredientes traídos de todo el mundo.

En 1968, el Rabino Bernard “Berel” Levy, un graduado de la mejor escuela rabínica de Nueva York y un empresario visionario, asumió el liderazgo de OK. Sobre la base de una orgullosa tradición de innovación, el Rabino Levy se dispuso a llenar los vacíos de información sobre el viaje de las plantas de fabricación mundiales a la mesa de las familias.

Comenzó a seguir los ingredientes a lo largo de toda la cadena, aterrizando en Malasia, Singapur, Corea, Indonesia y más allá. Consolidó cerca de una docena de sistemas de certificación kosher regionales y continuó forjando una reputación de integridad, servicio y confianza. Por primera vez, los consumidores y fabricantes podían saber el estatus kosher incluso de rastros de ingredientes tales como el ácido ascórbico y el glutamato monosódico.

Hoy: El futuro está aquí.

El Rabino Berel Levy falleció en 1987. Su hijo, el Rabino Don Yoel Levy lo sucedió al frente de OK Kosher, encabezando un equipo de supervisores altamente calificados y capacitados en las instalaciones, quienes garantizan los más altos estándares de cumplimiento a la medida del funcionamiento de la planta de cada fabricante.

Bajo el liderazgo del Rabino Don Yoel, OK Kosher sigue encabezando la industria de alimentos kosher con conocimiento, eficiencia y confiabilidad. Además de dar la Certificación Kosher, la OK promueve activamente la educación y la observancia de las leyes y actitudes kosher.

El Rabino Levy y su equipo siguieron en la ruta de la innovación. Abordaron el problema de la contaminación durante el transporte mediante la invención de un sistema de sellado y seguimiento que hoy en día sigue en uso: realizaron fuertes inversiones en una amplia base de datos para uso interno y del cliente, que es reconocida como la más avanzada en su clase.

Nuestras oficinas centrales en Nueva York y las oficinas regionales en Europa, China, Israel, México, India y Rusia dan seguimiento a las cambiantes industrias y productos que supervisamos y certificamos.

En OK Kosher, sabemos que los consumidores dependen de nosotros para conocer la verdadera historia detrás de la comida kosher que consumen y de quienes la elaboran: nosotros nos esforzamos día a día para seguir mereciendo esa confianza.